CHARLA REFORMA 1918

Marcelo  García, quien fue Presidente de la FUA tras la recuperación de la democracia, estuvo presente en la FCA en el marco de las actividades por los 100 años de la Reforma  Universitaria, organizadas por el CEFCA.

"Soy entrerriano, de Concordia, pero milité en la FUL, Federación Universitaria del Litoral, porque me fui a Santa Fe queriendo estudiar cine. Sin embargo cuando llegué, a principios de los 80, me encontré con la escuela cerrada. Entonces me inscribí en Derecho".  De esta forma se autorretrató el abogado y docente universitario, el pasado 7 de junio.

Marcelo "ciego" García fue el primer presidente electo de la Federación Universitaria Argentina tras la recuperación de la democracia en el período 1984-1986. Además, participó como representante en instituciones internacionales como la OCLAE. Su historia, como estudiante, como militante, como argentino, por momentos parece digna de una película de acción. Incluye cientos de reuniones con las más diversas ideologías, huidas, traslados a comisarías y hasta balaceras de narcos en Guatemala, pero sobre todo: claridad y firmeza en la lucha por sus convicciones.

Les dejamos, de forma breve, los extractos más importantes de la charla:

"Allá por 1984 el objetivo era unir, superar las diferencias para encontrar acuerdos sobre la base del consenso y enmarcarlos institucionalmente en un centro de estudiantes por cada facultad, una federación universitaria por universidad y una federación a nivel país.  Todo ello sin perder de vista la pregunta guía: ¿Cómo contribuir desde el movimiento estudiantil a consolidar la democracia?".

"La organización de las distintas federaciones que se logró en esa época todavía subsiste. Y no es casual, el movimiento estudiantil – para orgullo nuestro- debe ser uno de los movimientos políticos democráticos más importantes de la Argentina y uno de los más grandes del mundo".

La afirmación de García se sostiene en ejemplos claros de lo que los universitarios de 1980 lograron consolidar: "Previo a la asunción de Raúl Alfonsín,  los estudiantes habíamos presentado un pliego de 20 puntos entre los que figuraban la solicitud de concursos por oposición y antecedentes, la gratuidad de la educación pública, el ingreso irrestricto, la legalización del movimiento estudiantil, el cogobierno de los tres claustros, etc. Lo hicimos pensando en que tal vez alguno de estos pedidos podría ser oído. Lo que no imaginamos fue que el 11 de diciembre, un día después de asumir como Presidente, Alfonsín firmaría un decreto aprobando los 20 puntos".

El retorno de la democracia en nuestro país visibilizó, nuevamente, reivindicaciones que estaban ya plasmadas en los postulados del Manifiesto Liminar de 1918. Incluso hoy, la vigencia de estos preceptos orientan el camino de la universidad pública, tal como detalló el ex Presidente de FUA:

"Uno es reformista porque aboga por la libertad de cátedra (donde el docente tiene que enseñar todas las ideologías, ya que el profesor no es dueño de la verdad y, por lo tanto, debe ofrecer todas las corrientes de pensamiento, por más técnica que sea la materia); porque está en contra de las designaciones a dedo, porque aboga por la autonomía universitaria, el compromiso con la ciencia y el compromiso con la sociedad".

"Los postulados del Manifiesto Liminar son importantes, además, porque en ello los reformistas del 18 se reivindicaron latinoamericanos. A través de ellos, la historia de la educación pública argentina es reconocida a nivel internacional".

 

Buscador de Noticias

Market Developer Entre Rios Sur 
Busca graduados de la carrera Ingeniería Agronómica para desempeñar funciones técnicas comerciales.
Project Manager área Protección de cultivos: Malezas y Fitopatología
Busca Ingeniero Agrónomo para radicarse en Pergamino. 
Choice Genetics seleccionará:
Médicos Veterinarios, Ing. en Prod. Agrop. e Ingenieros Agrónomos
Consultora SUPLE busca:
Ejecutivo de Cuentas corporativo, para importanmte Empresa de Seguros